Por: PEPE TOÑO

Algunos municipios del estado de México se encuentran endeudados sin dinero para poder pagar sus deudas con proveedores, esta situación se puede complicar por los raquíticos programas municipales para poderse allegar de recursos propios por la carencia de una mala administración de los aparatos recaudadores para el pago de impuestos en los ayuntamientos. El inicio de las administraciones municipales está dejando mucho que desear debido a que están lentos por el endeudamiento que dejaron los salientes gobernantes.

Otro de los factores es que la nueva conformación política en los 125 ayuntamientos de la entidad mexiquense será distinta e incluso algunos gobernantes ya han comenzado a pedir que la federación y el estado intervengan para poder salir adelante en las administraciones, tal es el caso del municipio de Chimalhuacán donde el presidente municipal Jesús Tolentino Román Bojórquez pide la intervención de la federación para el destino de dinero para obras y servicio. En la actualidad 55 municipios serán gobernados por MORENA.

Independientemente de la filiación política los presidentes municipales que tomaron el cargo el 1 de enero tomaron administraciones en quiebra los cuales enfrentan problemas para el pago de nómina y la prestación de servicios públicos, sobre todo cuando que tuvieron que buscar la forma de poder obtener gasolina para poder mover el parque vehicular de las unidades motoras encargadas de la recolecta de basura y la seguridad pública donde Nezahualcóyotl tuvo que utilizar bicicletas para estos dos rubros.

Las administraciones sobre todas las del PRI no cumplieron con el pago a proveedores, incumplieron con las liquidaciones, aumentaron el número de personal sindicalizado de forma irregular que ya es investigado; es decir dejaron un “quebranto financiero” en las arcas municipales que ahora deberán remediar los nuevo alcaldes.

Entre los municipios más endeudados se encuentra Naucalpan, Ecatepec, Tlalnepantla, Atizapán de Zaragoza, Cuautitlán Izcalli, Ixtapaluca Toluca, Huixquilucan, entre otros que carecen del dinero para poder pagar el endeudamiento que adquirieron sobre todo en los últimos años. Según el Congreso Estatal, en voz de la Diputada Azucena Cisneros Coss al menos la mitad de los 125 ayuntamientos presentan graves problemas financieros que deberán solventar los alcaldes en turno.

Los ayuntamientos se encuentran endeudados con empresas paraestatales como la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Comisión del Agua del Estado de México (CAEM), proveedores de empresas y personas físicas. Varios alcaldes salientes realizaron compromisos a corto plazo, deuda que no pagaron y ahora heredan la deuda a los nuevos gobiernos.

Los ayuntamientos deberán pedir la ayuda a la federación o el estado para poder pagar parte de la deuda que dejaron las salientes administraciones y otros ya comenzaron a exigir que la federación otorgue más recursos para la obra pública y los servicios que tanto hace falta en cada uno de los municipios que deben encarar con sus propios recursos la falta de obra.

Leave a comment

Comentar...